Calzones para todos los tipos de glúteos

Inicio  /  Calzones para todos los tipos de glúteos
Calzones para todos los tipos de glúteos
Tan importante cómo seleccionar el sostén apropiado, lo es el escoger el calzón, de acuerdo con la forma de los glúteos.

La ropa íntima es como una segunda piel. Debe ser cómoda, pero además se debe ajustar de la manera correcta, para realzar los atributos que cada una tenemos. Una mala elección de la talla o del estilo de la prenda afectará la figura y el look completo.

Hay diferentes siluetas, esa variedad en las curvas femeninas hace que un mismo estilo de calzón no le luzca a todas por igual. Para optar por la prenda adecuada, es decir, la que más favorezca, es importante reconocer cuál es el tipo de glúteos que se tiene.

Los glúteos femeninos son sin lugar a dudas un gran foco de atención. Los expertos lo saben, y tras varios estudios, los han clasificado en cuatro tipos: cuadrado, en forma de V, redondo, y de corazón. Esta es la razón por la que no a todas nos luce igual un mismo estilo de calzón. Entonces, el primer paso para poder llegar al calzón perfecto es identificar cual es el tuyo. Observa la imagen a continuación:

Tipo de glúteo



FORMAS Y CONSEJOS

Cuadrado: Se caracteriza porque las caderas lucen rectas y la línea externa de los muslos es perpendicular hacia ellas. Sugerencia: tangas y bikinis, de tiro medio y alto, que ayuden a crear un efecto de redondez.

Circular:
Se reconoce porque la cadera y la cintura tienen tamaños muy parecidos, pero los glúteos tienen forma de burbuja. Sugerencia: bóxers y clásicos si se busca mayor cubrimiento; Hiphugger y colales para las más atrevidas.

En forma de “V”: cuando la cadera es más ancha que la parte más baja de los glúteos. Sugerencia: bóxers y calzones clásicos que no tengan un corte muy alto en las piernas. Son aliadas las prendas de tiro bajo o alto, que ofrecen un buen cubrimiento de los glúteos, pues el tejido agregará volumen en los sitios adecuados, equilibrando visualmente.

Corazón: los glúteos redondeados tienen mucho más volumen en la parte baja de las caderas, por lo que asemejan a un corazón “al revés”. Sugerencia: Hiphugger, tangas y bikinis, que ofrecen cubrimiento moderado en los glúteos, evitando añadir volumen. Los cortes altos en las piernas ayudarán a prevenir que los bordes de los calzones se “enrollen” o aprieten los muslos. 


TIPS 

  • El color beige no es el único color que no se trasluce bajo la ropa blanca. Puedes usar con total seguridad prendas en la tonalidad de violetas y fucsias que logran el mismo cometido, y que además combinan mejor con todos los tonos de pieles.
  • Nunca uses telas totalmente sintéticas como el nylon en la ropa interior, porque fomentan la formación de hongos y malos olores, inclínate por telas nobles como algodón, seda, rayón, satén. Aunque pueden tener nylon, preocúpate que todas tenga algodón en la zona de contacto con tu vagina. En lingerie todas nuestras prendas tienen ese algodón en el entre pierna.
  • Usa siempre ropa interior que te quede bien y cómoda, no uses prendas que te quedan chicas y apretadas, o que te quedan grandes. Te sentirás incomoda, y afectará estéticamente en tu vestuario. Para elegir la talla apropiada, debes medir el contorno de la cintura y de las caderas. Puedes ver nuestra tabla de referencia de tallas aquí.
  • Los calzones deben entallar perfecto en tres puntos del cuerpo: cintura, cadera y entrepierna.
  • Cuando quieras utilizar pantalones o faldas muy ajustados, los colaless no son la única alternativa para evitar marcas. Si no te gustan, inclínate por las pantaletas sin costuras. No escojas con tirantes de pabilos porque terminan cortando la figura.
  • Se deben lavar a mano con un detergente suave, nunca secar en la secadora porque se queman los elásticos. Sino tienes tiempo, ponlos en la lavadora dentro de una malla para no dañarlos.
  • Procura que tus calzones no se ajusten en las caderas porque lograras un efecto botella con ondas. Mejor elige ropa que te quede a la cintura o encima de ella.